Como Crear Empresa

Combina tu Liderazgo para los Negocios, con tu Inteligencia Emocional

noviembre - 5 - 2010

Para el éxito de cualquier actividad que emprendamos son indispensables la emoción  (pasión), y el liderazgo con que enfrentemos esa actividad, los negocios no son la excepción, más aún en esta época con una competencia tan alta. Todo mundo necesita o quiere vender cuéstele lo que le cueste con campañas de  mercadeo y publicidad. Me imagino que estarás del lado  de los que necesitan y quieren vender.

Al leer este articulo podrás encontrar algunas pautas relacionadas con el liderazgo y la inteligencia emocional que sí las pones en practica podrán ayudarte por lo menos a hacer de  tu actividad comercial una manera más agradable y amena de vivir en los negocios e incrementar las ventas.

Se dice que el liderazgo es hacer que otros hagan, en épocas pasadas se decía que los lideres nacían hasta que algunos autores comenzaron a escribir sobre liderazgo, preguntando  y titulando libros con etiquetas como  “El líder nace o se hace”,  muchos lectores pensaban y hasta discutían sobre cual sería la respuesta  correcta.

Luego se comenzó a hablar de estilos de liderazgo donde se enunciaban los siguientes:

Estilo de control, de supervisión, de asesoramiento, de delegación.

Entonces, también se discutía de cual sería el mejor estilo de liderazgo, que el uno que el otro… Hasta que el autor llegaba a la conclusión que el mejor estilo debería ser el liderazgo situacional, aquel debería ser aplicado de acuerdo a las circunstancias administrativas con un tipo de comportamiento del líder, definiéndose dos tipos:

El Comportamiento directivo. Que define las funciones y tareas de los subordinados; señala qué, cómo y cuándo deben realizarlas; y controla los resultados.

El Comportamiento de apoyo. El cual está centrado en el desarrollo del grupo; fomenta la participación en la toma de decisiones; y da cohesión, apoya y motiva al grupo.

En conclusión el líder puede utilizar los dos tipos de comportamiento en mayor o menor medida dando como resultado cuatro estilos de liderazgo: de control, de supervisión, de asesoramiento, de delegación.

Así mismo podríamos hablar de liderazgo empresarial el que nos atañe en este artículo, que se basa en saber dirigir ya sea la propia empresa o dirigir dentro de la propia empresa. Está más que demostrado que el liderazgo empresarial o autoritario basado en la superioridad o infundir miedo no funciona, al contrario; crea recelo.

Si tú infundes miedo a tus empleados quizás consigas que rindan más pero no tendrán ningún respeto ni por ti ni por tu empresa y no es bueno tener desempleados descontentos pues están dentro de nuestra empresa y saben mucho de nosotros y de la empresa.

Todas estas teorías se fueron aplicando a los procesos administrativos, del comportamiento humano y del desarrollo de nuevas tecnologías, en 1995 el afamado autor de Inteligencia Emocional Daniel Goleman, definía la teoría de que las emociones humanas, tienen más importancia que el coeficiente intelectual.

En el año 2003 en su libro El líder resonante crea más, Daniel Goleman y tres prestigiosos especialistas analizan las claves alrededor de un buen liderazgo empresarial. El uso y aprovechamiento de las emociones y el arte de mantener y lograr un equipo óptimo.

Ahora entonces, el liderazgo se define como  un proceso que implica no solo la capacidad de tomar decisiones, sino la habilidad de desarrollar una cierta estabilidad emocional.

Anteriormente las explicaciones del éxito se apoyaban en el concepto de inteligencia, entendiéndose esta como aquel conjunto de habilidades intelectuales que le permiten al individuo conocer la realidad y resolver problemas.

Posteriormente ante el hecho de que el cociente intelectual no es necesariamente un indicador de éxito profesional, se comienza a buscar respuestas en el mundo de las emociones.

Es así como  estudios realizados por Peter Alovey y John Mayer en 1990 permiten identificar los componentes del coeficiente emocional: Autoconfianza, Autocontrol, Persistencia, Empatía y Dominio de las Relaciones.

Los tres primeros indicadores, se refieren a la gestión de uno mismo y se relacionan con la motivación al logro; las dos Empatía y Dominio de las Relaciones son competencias relativas a la afiliación y el poder social, siendo las más difíciles de desarrollar.

Teniendo en cuenta todas las  teorías enunciadas podemos ver como esa combinación  del liderazgo empresarial con la inteligencia emocional, nos puede permitir unos resultados extraordinarios en la gestión empresarial y de los negocios en esta época tan competida.

Ratifiquemos los conceptos para que los tengas en cuenta y los apliques a partir de hoy:

1.El liderazgo es un proceso que implica no solo la capacidad de tomar decisiones, sino la habilidad de desarrollar una cierta estabilidad emocional.

2. El liderazgo empresarial de hoy se basa en el liderazgo carismático, el liderazgo  cooperativo y un liderazgo que se preocupa por los empleados y el equipo.

3. El liderazgo empresarial debe lograr que se mejore el rendimiento de los empleados, la imagen de la empresa, la productividad, la eficiencia  y la eficacia teniendo en cuenta algunos aspectos relacionados con la inteleigencia emocional:

3.1.Hay que trabajar pero ten en cuenta el relax para tus empleados y/o equipo

3.2.Escucha también a tus empleados y/o equipo

3.3. Un líder empresarial no solo manda y ordena, también coopera y escucha porque sino es un liderazgo condenado a acumular rechazo, fracaso y con poco futuro.

3.4. Debes aprender a comunicarte y a transmitir correctamente lo que quieres

Estoy seguro que sí tomas acción inmediata para aplicar a tu negocio estos conceptos podrás obtener resultados sorprendentes en tu actividad empresarial.

Finalmente cuéntame sí esta información te puede ser útil y sí me puedes compartir para apoyarte. Muchas gracias déjanos tu comentario, lo leeremos.

Ricardo Torres Gómez

Deja tu comentario



Suscríbete!

Hazte Fan en Facebook