Como Crear Empresa

El temor a tomar riesgos con un negocio

Noviembre - 26 - 2012

Muchas personas siguen soñando con algún día montar su propio negocio, pero no hacen nada para montarlo por miedo a quebrarse, lo que es lo mismo le temen al fracaso y no arriesgan. Esto me hace recordar un viejo dicho de mi abuela, para motivar a los temerosos. “El que no arriesga un huevo no tiene un pollo”

No se trata de ser un temerario de iniciar un negocio sin los conocimientos suficientes y el capital de trabajo mínimo requerido para su supervivencia. Obviamente se requiere un plan de negocio y correr el riesgo partiendo de una base cierta, las probabilidades de éxito no son del ciento por ciento.

El temor es algo natural que todas las personas sentimos, pero debemos tomar algunos riesgos calculados. No sea que el temor a tomar riesgos te este quitando las posibilidades de alcanzar la libertada financiera que estás deseando.

Riesgo

Es probable que en este momento tú seas preso de algún temor a tomar riesgos para iniciar tu propio negocio. Te invito entonces a que leas la historia que te voy a transcribir enseguida para tu reflexión y tus propias conclusiones:

“En un país en guerra, había un rey que causaba miedo. No siempre que tomaba prisioneros en las batallas los mataba, simplemente los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro lado, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

El rey hacía formar a los prisioneros en círculo en la sala y les decía:

“Ustedes pueden elegir entre morir atravesados por las flechas de mis arqueros, o pasar por esa puerta misteriosa”

Todos elegían ser muertos por los arqueros.

Tiempo después, al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido fielmente al rey, se dirigió al soberano y le dijo:

Señor, ¿le puedo hacer una pregunta?
Dime, soldado – repuso el soberano
¿Que había detrás de la horrorosa puerta?
Ve y mira tú mismo, le respondió de inmediato el rey.

El soldado separó temerosamente la puerta pero, a medida que ella se abría, fueron entrando unos brillantes rayos de sol que iluminaron el ambiente. Finalmente descubrió que conducía a la libertad

El soldado, admirado, sólo miró a su rey mientras éste le explicaba:

Yo les daba a todos la posibilidad de realizar una elección; pero ellos preferían morir antes que arriesgarse a abrir esa puerta.

Espero que esta reflexión te ayude a tomar la decisión de iniciar tu propio negocio. Te deseo muchos éxitos.

Ricardo Torres G.
Comprometido con  tu éxito

Deja tu comentario



Suscríbete!

Hazte Fan en Facebook