Como Crear Empresa

Las buenas prácticas para tu negocio

Febrero - 22 - 2014

Un espíritu de  actitud positiva y de servicio, irradiar amor, tolerancia y paciencia, nos acerca a la prosperidad y a la abundancia. Esta es una muy buena práctica que acompañada de mucha disciplina, constancia y trabajo ayudan a lograr el   éxito en un negocio o empresa.

Olvidémonos de esas prácticas agoristas de algunas personas que aplican misteriosos ritos y riegos para atraer supuesta buena suerte.

Estas son practicas  obscuras de mera idolatría que ofenden a Dios y en consecuencia nos aleja del buen sentido espiritual y lo único que hacen es traer ruina.

Más bien porque no llevas acabo buenas  prácticas para tu negocio como  declarar cuánto deseas vender en un día, bendecir todos los días tu negocio, pedir a Dios sabiduría y gracia para atender a tus clientes, proveedores y empleados.

A mí me funcionan positivamente las declaraciones precedentes que acabo de relacionar y para reforzar, ahora estoy haciendo diariamente una oración para bendecir mi negocio Burguer Parrilla, se trata de la oración “Dios bendice mi negocio” que encontré en scrib.com la cual imprimí e hice un bonito poster y la coloqué en un sitio visible para recordarla todos los días.

Ahora deseo compartirte la oración para que hagas lo mismo en tu negocio y puedas alcanzar el éxito que tanto has deseado, confiando en la ayuda de Dios y no en la de los hombres.

Esta es la oración:

DIOS BENDICE MI NEGOCIO

“Amado Padre Celestial, este negocio es tuyo, y yo soy tu servidor, por favor trabaja conmigo hoy, mañana y siempre, que sea la dirección tuya y la abundancia, porque  tú eres el mejor gerente y el mejor banquero, maneja nuestros activos y pasivos, cubre nuestras facturas y deudas.

Bendice con tu poder este negocio, llena de justicia y sabiduría a este tu servidor, que todo lo que vendamos sea para la honra y gloria Tuya Padre mío, y beneficio para mi familia, empleados y clientes.

Deposito en tus benditas manos nuestras ventas, el éxito y la prosperidad, ya que eres el gerente y el banquero de nuestro negocio, y abunda en amor y prosperidad a nuestros clientes, para que nos puedan comprar, tu lo puedes mi padre Amado, porque así como tu multiplicaste los peces y los panes a través de tu amado hijo Jesucristo y le diste de comer a todo un pueblo por cuarenta años en el desierto, haz que las ventas se multipliquen para bienestar de todos los que dependemos de él.

Que todos nos beneficiemos, familia, clientes amigos. Amado Padre Celestial, bendice y protege éste negocio de la envidia, el egoísmo y las malas influencias, a los que laboramos en él, dadnos un espíritu de actitud positiva y de servicio, que irradiemos amor, tolerancia, paciencia y te alabemos con nuestro servicio y permítenos verlo lleno de prosperidad y abundancia. Gracias Padre porque siempre oye nuestras oraciones, confió en Ti mi Padre, Amén”

 

Ricardo Torres G.
Comprometido con tu éxito

Deja tu comentario



Suscríbete!

Hazte Fan en Facebook