Como Crear Empresa

4 Consejos para mantener el Flujo de Caja de tu Negocio

Marzo - 6 - 2014

Antes de darte a conocer la clave para que puedas aumentar el Flujo de Caja de tu negocio, veamos primero la definición de este importante estado contable  que informa respecto de los movimientos financieros de tu negocio o empresa.

El flujo de caja es uno de los elementos fundamentales dentro de la administración de una empresa, ya que permite el conocimiento profundo de la contabilidad para evaluar cuánta capacidad tiene la compañía para generar efectivo. Además, permite tener claridad para proyectar decisiones financieras ligadas a la liquidez de la misma.

Permite conocer problemas de liquidez, analizar la viabilidad de inversión y medir el crecimiento de un negocio.

El flujo de caja incluye 3 actividades a saber: Operacional, de financiamiento y de inversión; los cuales vistos independientemente son como tres diferentes tipos de flujos, que se refiere a la entrada y salida de dinero en un determinado periodo de tiempo.

-Flujo de caja operacional: se refiere al ingreso y egreso del efectivo de las actividades de la empresa.

-Flujo de caja de financiamiento: el efectivo que entra y sale es el resultado de movimientos financieros como el pago de préstamos o de dividendos, entre otros.

-Flujo de caja de inversión: es el dinero que sirve como inversión de capital y que beneficia al negocio, como por ejemplo: la adquisición de maquinaria nueva.

Administrar el flujo de caja es un tema netamente de estrategia. Pero ¿cómo aumentarlo? Ahora si veamos los 4 consejos para que tomes nota, y sobre todo para que los pongas en práctica.

Controla tus finanzas

Como dueño de una empresa debes conocer el total de ventas mensuales que ha generado tu negocio, así como el pago de cuentas y todo lo relacionado con dinero. Para esto, es vital que lleves un registro, así es que realiza un inventario que te entregue conocimientos acabados respecto al tema.

También puedes utilizar un software que te permita realizar un seguimiento cada vez que lo estimes conveniente. De esta manera, podrás controlar todos los movimientos que se hagan al interior de tu compañía.

Ten una reserva de efectivo

Ahorrar una cantidad mensual de dinero permitirá contar con una reserva financiera en caso de algún imprevisto económico. Es muy importante este punto si le tomamos el peso a la crisis actual que azota a muchos países.

En caso de ocupar este ahorro, recuerda reponerlo apenas las condiciones económicas sean óptimas.

Controla los gastos

¿Es necesario? Esta pregunta es clave a la hora de reducir costos. Involucra a los funcionarios para que te ayuden con idea nuevas y premia a aquellas más innovadoras, ya que toda ayuda será de gran ayuda.

Organiza los cobros

Mientras antes te paguen, mejor, ya que el capital aumentará y será beneficioso para tu empresa. Organiza los cobros a través de un sistema tecnológico que te permita llevar un registro de los pagos y cobros. De esta manera, evitarás olvidarte de los morosos.
Tomado de altonivel.com

Finalmente y con el ánimo que pongas en práctica los cuatro consejos que te relacione, te invito a que te haga la siguiente pregunta

¿Qué tan minucioso es el control de mi empresa sobre el flujo de efectivo?

Si te pareció útil este artículo, deja tus comentarios e inquietudes.

Ricardo Torres G.
Comprometido con tu éxito

 

Deja tu comentario



Suscríbete!

Hazte Fan en Facebook