Como Crear Empresa

Los 8 Mitos que debes dejar de creer para Emprender

octubre - 29 - 2021

Muchos emprendedores al iniciar un negocio, creen que van a alcanzar su libertad económica en poco tiempo, que ya no hay que ir a trabajar, que ya no van a tener un jefe a quien reportarle y que no tendrán que cumplir un horario de trabajo. Para completar, creen que su idea es la mejor del mundo.

Puro cuento, todo eso suena como una fábula, dicho de otra forma mitos o ideas erróneas de la gente del común.

La verdad es que iniciar un negocio, mantenerlo y hacerlo crecer no es tarea fácil, por supuesto que si ofrece más ventajas económicas que ser empleado,  pero requiere de tiempo, mayor responsabilidad, compromiso y dedicación, sobre todo antes de la consolidación del negocio.

En teoría el emprendedor no tiene un jefe a quien rendirle cuentas pero si unos clientes que al iniciar son como varios jefes al tiempo a quienes debe cumplirle con la promesa del producto o servicio que ofrece.

Al principio sufrirá por uno o varios de esos clientes jefes que no vuelven, lo cual le podría generar preocupación y estrés y hasta ganas de cerrar.

Solo a través del tiempo y con el reconocimiento del producto y la marca se podrá ganar la confianza de los clientes y crear una base suficiente para no sentir la presión que estos generan por falta de satisfacción, presión igual o mayor que la de un jefe, porque sin clientes el negocio no existe.

Hasta aquí, me  he referido a algunos mitos, pero existen unos más que surgen del conocimiento popular a veces no muy sabio. Dichos como “es fácil crear una empresa” o “el éxito solo depende de la suerte” son frecuentes en las conversaciones de los emprendedores o de personas comúnmente.

Aquí te entrego una lista de algunos de los mitos más frecuentes, que encontré en entrepenuer.com los cuales son derribados con la ayuda de algunos expertos como Scott Shane autor del libro “Ilusiones del espíritu emprendedor; los costosos mitos con los que los emprendedores, inversionistas y formadores de políticas se rigen.”

A continuación relaciono los ocho mitos de los emprendedores que encontré y que debes derribar, que más adelante analizare  con los argumentos del autor mencionado y con mi experiencia profesional y docente.

Estos son los ocho mitos:

  • Los emprendedores nacen, no se hacen
  • La creación de una empresa es fácil
  • Se necesita mucho dinero para financiar un nuevo negocio
  • Los bancos no prestan dinero a las empresas nuevas
  • La mayoría de los emprendedores comienzan negocios en industrias atractivas
  • El crecimiento de la nueva empresa depende más del talento del emprendedor que del tipo de negocio eleg
  • La mayoría de los emprendedores son exitosos financieramente
  • La suerte lo es todo

Veamos en detalle cada uno de estos mitos y sus argumentos para derribarlos:

1. Los emprendedores nacen, no se hacen

“Más que una excusa, un mito. En la actualidad, las escuelas de negocios están difuminadas por todo el mundo y los libros de autoaprendizaje para alcanzar el éxito abundan en las librerías. Es innegable que se necesitan algunas condiciones físicas y mentales básicas, como buena salud, disposición al trabajo e inteligencia.

Pero el empresario también debe aprender a serlo, no hay forma que el niño nazca sabiendo todo y es estadísticamente comprobable que tampoco es necesario ser descendiente de empresarios para serlo.”

Es cierto que algunos emprendedores vienen de padres emprendedores, no necesariamente de grandes negocios, por lo tanto el entorno familiar los contagia de emprendimiento.

Otros que no tienen esa connotación, se hacen emprendedores porque son creativo, tienen liderazgo o se convierten en emprendedores por necesidad.

2. La creación de una empresa es fácil

“En realidad no es así y la mayoría de personas que inician el proceso de comenzar una nueva empresa fracasan. Siete años después de iniciar el proceso de establecer una empresa, sólo la tercera parte tienen un flujo de caja positivo mayor que los salarios y gastos de los propietarios por más de tres meses consecutivos.”

Es cierto si no se logra el punto de equilibrio y el flujo de caja requerido, en el periodo presupuestado con el capital de trabajo se da la penosa situación de cerrar.

3. Se necesita mucho dinero para financiar un nuevo negocio

“No es cierto. La típica puesta en marcha solo requiere alrededor de 25 mil dólares. Exitosos empresarios que no creen en el mito diseñan sus empresas para operar con poco dinero en efectivo. Ellos financian o alquilan en lugar de pagar de contado, pagan comisiones en lugar de sueldos.”

En Colombia ese monte de inversión equivale a unos $100 millones  con los cuales muy pocos emprendedores pueden contar.

Si es posible encontrar algunos emprendedores que inician un pequeño negocio con inversiones no menores  de $25 millones pero difícil encontrarlos con un plan de negocio bien diseñado no solo con los recursos o activos tangibles requeridos, sino con una proyección de capital de trabajo mínimo 6 meses para poder atender los costos totales y los gastos sin ningún contratiempo.

4. Los bancos no prestan dinero a las empresas nuevas

“Otro mito. Los datos de la reserva federal muestran que el 16% de toda la financiación proporcionada por el sector financiero corresponde empresas con dos años o menos de creadas y este valor es más alto que las típicas fuentes a las que todo el mundo habla de ir: amigos, familia, ángeles, capitalistas de riesgo, inversores estratégicos u organismos gubernamentales”.

En nuestros países no es fácil conseguir ángeles aunque existen algunos casos excepcionales con el apoyo de ideas de negocios que son muy exitosas.

Los bancos normalmente no prestan a negocios o a empresas nuevas, máxime que en este lado del mundo a los emprendedores les cuesta trabajo legalizar sus negocios, es decir llevar contabilidad y atender las obligaciones fiscales.

Por lo tanto para acceder al crédito bancario el emprendedor lo tiene que hacer a nombre propio es decir como persona natural y no a nombre de la empresa no solo por la falta antigüedad o de legalidad.

La otra opción de conseguir financiación es a través de los fondos para el emprendimiento que ofrece el estado con las instituciones educativas, pero el emprendedor deberá elaborar un proyecto bien estructurado y sustentarlo. Para ello se de un tiempo prudente y sobretodo  de disciplina.

Es decir si es posible conseguir financiación de los bancos pero en la modalidad de persona natural. Como también a través de los fondos para el emprendimiento que ofrece el estado.

5. La mayoría de los emprendedores comienzan negocios en industrias atractivas

“Tristemente, la verdad es justo lo contrario. La correlación entre el número de emprendedores que comienzan negocios en una industria y el número de compañías que fracasan en el sector es de 0.77. Esto quiere decir que la mayor parte de los nuevos empresarios escogen industrias donde son propensos a fallar.”

Estos fracasos ocurren por la falta de planeación y un estudio mercado adecuado. Muchos emprendedores se fían de la emoción y de la creencia que su producto o servicio es único y se encuentran con el cierre rápidamente por el exceso de confianza y por la falta de planeación.

6. El crecimiento de la nueva empresa depende más del talento del emprendedor que del tipo de negocio elegido

“La industria donde se elija iniciar tiene un enorme efecto en las probabilidades de crecimiento. En los últimos 20 años una empresa del sector informático tuvo 840 veces más posibilidades de crecimiento rápido que una empresa del sector hotelero. No existe ningún descubrimiento acerca del efecto del talento del emprendedor que tenga similar magnitud en el crecimiento de las nuevas empresas.”

El tipo de negocio elegido si es clave para el éxito del emprendedor, pero puede ser probable que sin ser muy talentoso, le pegue al negocio porque llego al nicho que es y en el momento oportuno,

7. La mayoría de los emprendedores son exitosos financieramente

“El emprendimiento crea gran cantidad de riqueza, pero se distribuye de manera desigual. El promedio de beneficios de un emprendedor es de 39 mil dólares por año. El típico emprendedor gana menos de lo que obtendría trabajando como empleado.

Solo el 10% logra una remuneración mayor. Muchas empresas alcanzan el crecimiento de ventas que los inversionistas. De las 590 mil empresas que se fundan cada año en EE.UU. solo el 1.6% logran ventas por más de 5 millones en los primeros 6 años, el 0,08% alcanzan los 50 millones de expectativa de los ángeles sofisticados y solo el 0,03%, 200 empresas, alcanzan los 100 millones en ventas que es la cifra que los capitalistas de riesgo buscan.”

En nuestro medio para que un emprendedor en el primer año se gane el equivalente a un salario mínimo mensual tiene que facturar el equivalente a 6 salarios mínimos mensuales si su rentabilidad es del 30 por ciento. Si le va bien a los 6 meses de iniciar  el negocio.

8. La suerte lo es todo

“Si bien la suerte puede ayudar, no es determinante. En realidad, más que suerte un buen emprendedor necesitar la actitud adecuada para capitalizar las oportunidades. A muchas se les ha pasado una buena oportunidad y no la vieron o no la aprovecharon. El que tiene suerte, es porque tiene la capacidad para aprovecharla.”

De allí el dicho, la suerte del gavilán no es la del garrapatero. Es decir el más fuerte, el que mejor visión tiene y el más hábil.

Espero que este post te hayas podido derribar los mitos enunciados, y mejor aun te sirvan de referencia para emprender tu negocio y tener éxito.

Ricardo Torres G.
Comprometido con tu éxito

Deja tu comentario



Suscríbete!

Hazte Fan en Facebook