Como Crear Empresa

Busca la ayuda del Señor para iniciar tu Negocio

marzo - 29 - 2022

En teoría a los emprendedores exitosos que ya son empresarios con una marca reconocida se les facilita hacer crecer su empresa. Y aquí aplica el adagio que el dinero trae más dinero, igual el dicho de algunos emprendedores “cuando alcance mi primer millón de dólares” estaré en la senda  de un rico empresario.

Fuente: webconsulta

Cosa diferente, con el emprendedor que está empezando, muchos no cuentan con los recursos económicos suficientes para iniciar su negocio, adicionalmente no hacen una planeación, lo cual no les permite  que puedan mantener su negocio y mucho menos ejercer una dirección adecuada.

Resumidas cuentas ningún proyecto próspera si no hay buena dirección; los proyectos que alcanzan el éxito son los que están bien dirigidos

Adicionalmente, para empezar se enfrentan a los asesinos de sueños, que muchas veces suelen ser de su propia familia o algunos amigos o cercanos que sienten envidia del éxito que pueda llegar a tener el emprendedor.

La situación para iniciar con posibilidades de éxito se complica más, si el emprendedor cuenta con baja espiritualidad, es decir que sólo piensa en los bienes materiales y no incluye a Dios en sus planes.

Aquí no se trata de ser religioso o sectario, simplemente pensar que Dios tiene un propósito para nosotros y sus deseos son para bien. Pero tenemos que estar preparados en temas de administración y tener la experiencia, el conocimiento y la experticia de los productos o servicios que se van a ofrecer.

Si cuentas con esa preparación enunciada en el párrafo anterior, es probable que tu meta de iniciar un negocio se cumpla y que se haga la voluntad de Dios, es decir el deseo que él tiene para que todas las cosas sean para bien.

En la medida que vamos recorriendo por la vida, la experiencia nos vuelve más reflexivos y analíticos, lo cual ayuda a tomar decisiones con un riesgo medido. Mayor aún si hemos fracasado con algún negocio, situación que nos enseña a ser seres más espirituales y a pedir la ayuda divina en esos momentos de crisis.

Antes del fracaso,  la prepotencia, escasamente permite recibir consejo de amigos, familiares, profesores y expertos en negocios. Y ni siquiera bendecir el negocio al iniciar y al terminar la jornada diaria.

Comportamiento que suele ser común en algunos jóvenes emprendedores quienes creen que su negocio es la última Cocacola del desierto y que los clientes van a caer a sus pies.

No hay tal, por mi experiencia considero que la parte material de los negocios, debe ser complementada con la parte espiritual.

Por ello quiero compartirte un tema titulado “Dirección del Señor” que encontré en un Plan devocional en youversión.com

“Siempre que tenemos alguna idea de negocio no buscamos dirección, no buscamos opiniones y esto nos lleva al fracaso. Perdemos nuestro tiempo, nuestro esfuerzo, nuestro capital y muchísimas cosas más.

Cada día tenemos ese deseo de superarnos, de ser mejores y de poner en marcha nuestras metas y proyectos. Pero se nos olvida consultar cada uno de esos deseos y metas al Señor. Hablamos de nuestros planes con todo el mundo, con el tío, el papá, la amiga y el novio menos con el Señor. Pedimos ayuda al profesor, a la amiga, al novio, al padre y menos al Señor.

Cuando no consultamos nuestras metas y nuestros objetivos a lograr al Señor fracasamos porque verdaderamente no sabemos el propósito del Señor en nuestras vidas, y nunca sabremos si Él verdaderamente quiere que uno cumpla ese deseo, si no se lo consultamos a Él.

Cuando decidimos colocar cada meta y cada proyecto en las manos del Señor y buscamos dirección en El, conforme a su voluntad todo tendrá éxito.

¿Sabes cuántos fracasos nos evitaríamos si le consultamos al Señor? Muchos. Pero siempre decidimos dejar al Señor a un lado y consultar a otra persona que quizás no tiene ni la menor idea de lo que le estás hablando.

Su palabra nos dice: Ningún proyecto prospera si no hay buena dirección; los proyectos que alcanzan el éxito son los que están bien dirigidos.

Ningún proyecto que no esté direccionado por El Señor prosperará.

Deseo que este articulo te ayude para iniciar tu negocio o empresa.

Ricardo Torres G.

Comprometido con tu éxito

 

Deja tu comentario



Suscríbete!

Hazte Fan en Facebook


  • Últimos Artículos

  • RSS Emprendimiento

  • RSS Recursos TIC

  • Temas

  • Archivo