Como Crear Empresa

4 Claves para saber si tu empresa está ganando o perdiendo valor

agosto - 20 - 2018

El  valor de la inversión inicial total que dispone  el empresario o emprendedor para para iniciar y llevar acabo la operación de un nuevo negocio, es lo que se denomina valor de la empresa.

Ese valor debe quedar consignado en el balance inicial que incluye la inversión en activos tangibles y activos intangibles para llevar a cabo la operación, bien sea de producción y/o comercialización de bienes y servicios. Simultáneamente deberá proyectarse el estado de resultados que incluye las ventas requeridas o proyectadas con lo cual se podrá atender los gastos y costos totales y el capital de trabajo para el funcionamiento normal del negocio.

En el caso de un negocio que ya se encuentra en funcionamiento, el precio de compra es lo que en teoría vale la empresa. Técnicamente hay modelos para determinar el valor de la empresa, estos son:

El modelo contable que está basado en la utilidad y es el que, utilizan casi todas las empresas que no cotizan en bolsa.

Y el modelo financiero que se basa en la creación de valor y es utilizado por las empresas abiertas que cotizan en bolsa y lo utilizan de manera explicita.

Para una empresa pequeña la manera rápida pero aproximada es conocer el histórico de utilidades a través del balance y del estado de resultados que casi siempre se rigen por el modelo contable.

Hay que tener en cuenta que el valor de una empresa pequeña está afectado por la tasa de oportunidad de quien compra y vende. Adicionalmente para las empresas grandes que cotizan en bolsa su valor se evalúa por el precio de la acción en el mercado.

Para calcular el valor de la empresa, asumamos que el negocio le deja a su dueño una utilidad de $2 millones mensuales. Bajo esa premisa el dueño de la empresa estará pensando qué hacer con el dinero a recibir por la venta. Tengamos en cuenta que todas las destinaciones alternativas implicarán una rentabilidad esperada diferente pues todas las actividades comerciales, industriales y de servicios representan riesgos diferentes y por lo tanto generan rentabilidades diferentes.

En aras de desarrollar el ejercicio, asumamos que el dueño actual colocaría a intereses el dinero recibido por la venta con una rentabilidad mensual del 2%.

Entonces para determinar el valor que el propietario utilizará como punto de referencia en la fijación del precio de venta del negocio, lo que haremos será calcular un monto que colocado al 2% mensual produzca $2 millones, o sea 2.000.000/0,02 = $100.000.000.

Lo anterior sugiere que el mínimo valor que el dueño estaría dispuesto a aceptar es de $100 millones, ya que éstos colocados a la tasa del mercado producen los mismos $2 millones que actualmente recibe en su negocio[1]

En teoría ya sabemos cual es el valor de la inversión para iniciar un negocio o comprar uno que genere una utilidad mensual similar a la del ejemplo.

El problema no para allí, ahora lo que interesa es poder determinar que la inversión no sólo sea rentable sino que cumpla con las expectativas del emprendedor o empresario como es el crecimiento y un mayor valor de la inversión, es decir el negocio o empresa.

Para ello se necesita llevar acabo la gestión del valor que es un proceso que mide los resultados de aplicar unas estrategias. Sólo se puede utilizar en empresas que tengan planes para el futuro y cuáles estrategias arrojan los mejores resultados. Aunque se piensa que es un trabajo muy especializado y de uso exclusivo de las grande empresas, debería ser una preocupación de los negocios de todos los sectores y tamaños.

Ahora si, ¿te gustaría saber cuáles son las 4 claves para saber si tu empresa está ganando o perdiendo valor?

Para ello nos vamos a centrar en el modelo financiero cuya evaluación se basa en la creación de valor y no por el modelo contable cuya evaluación se hace por utilidades cuyas claves son las siguientes:[2]

  1. Considerar los flujos de caja futuros.

Evaluar la creación de valor con base en el efectivo que genera la operación en el futuro; es decir basado en los planes que se hayan diseñado para la empresa y no en sus actuaciones pasadas.

  1. Considerar el riesgo

Tener en cuenta los valores del mercado de las cuentas que se utilizan para estimar los indicadores financieros e involucrar la incertidumbre en los flujos que se espera generar. Además por tratarse de flujos futuros, estos sólo se pueden comparar cuando se reducen al mismo poder adquisitivo, descontándolos con una tasa ajustada por el riesgo.

  1. Considerar la operación

Para evaluar los planes, tener en cuenta solo los flujos generados por la operación , lo que quiere decir que deja por fuera los flujos correspondientes a la financiación.

  1. Tener en cuenta el costo de los aportes

Además de  los costos tradicionales que tiene en cuenta la contabilidad, también asigna un costo a la financiación con aportes de los socios, con el fin de evaluar si la rentabilidad de sus inversiones supera el costo de financiarlas.

“La gestión de valor es un proceso que mide los resultados de aplicar unas estrategias. Solo se puede aplicar en empresas que tengan planes para el futuro y quieran saber cuáles estrategias arrojan los mejores resultados.

Como la planeación se refiere al futuro, la creación de valor ocurrirá en el futuro; por lo tanto, en la toma de decisiones del administrador financiero deberá involucrar herramientas que le permitan medir el valor que generarán sus planes y buscar ideas innovadores para financiar y operar inversiones que creen valor sostenible para los propietarios, en empresas de todos los tamaños y sectores.”

Los flujos de caja operativos, la operación y los aportes de los socios se encuentran reflejados en el Estado de flujo de efectivo y en el Estado de situación financiera o balance. Cifras que podrán evaluarse para determinar los costos de los aportes y considerar el riesgo.

Posteriormente la evaluación comparativa de uno o más periodos del valor total de los activos en el balance, los ingresos y los gastos del Estado de resultados nos permite conocer si la inversión se valora o se desvaloriza.

El saldo del efectivo en el Estado de flujo de efectivo nos permite evaluar cual es la participación de las actividades de operación, inversión y financiación en la generación de efectivo. La generación de la mayor cantidad de efectivo a través de la operación, es lo que realmente más se valora y lo que  mide la gestión de la administración en el crecimiento de la empresa, es decir su mayor valor.

 

Ricardo Torres G.

Comprometido con tu éxito.

[1] Administración Financiera Fundamentos y Aplicación pág. 7. García S. Oscar León Tercera Ed.

[2] Adaptado de Planeación financiera y Gestión del Valor Gutiérrez Carmona Jairo y Gutiérrez González Diego Francisco. Ed. ECOE

Deja tu comentario



Suscríbete!

Hazte Fan en Facebook


  • Últimos Artículos

  • RSS Emprendimiento

  • RSS Recursos TIC

  • Temas

  • Archivo